Aprobación de la Ley 589

Presionando mediante ayunos, marchas, plantones e interlocución con los congresistas de los diferentes periodos gubernamentales, la tipificación de la desaparición forzada como delito. Labor difícil por la indiferencia de la clase política ante la tragedia vivida por los familiares de los desaparecidos que cada día aumentaban y la alarmante impunidad en los casos sucedidos y después de doce largos años, finalmente el 10 de julio de 2000 se aprueba la ley 589.

No se puede pasar por alto que la Lucha, Resistencia y Persistencia de los familiares, por lograr Verdad, Justica y Memoria durante más de 25 años, ha sido objeto de señalamientos, hostigamientos, persecuciónes y amenazas, queriendo acallarlos y en sus afán por destruirla los enemigos de la vida, la libertad y la justicia, han desaparecido, a quienes se organizan para denunciar y exigir la aparición con vida de sus seres queridos y la sanción a los responsables como lo sucedido a miembros de Asfaddes ANGEL JOSE QUINTERO y CLAUDIA PATRICIA MONSALVE, detenidos – desaparecidos el 6 de octubre de 2000 en la ciudad de Medellín y a personas que han compañado y apoyado esta lucha como los abogados Alirio de Jesús Pedraza Becerra desaparecido el 4 de julio de 1990 en Bogotá y Eduardo Umaña Mendoza, asesinado el 18 de abril en Bogotá.